Nuestros Fans

Detesto a los que me privan de la soledad y sin embargo no me hacen compañía. Irving Yalom


La esperanza es desear que algo suceda,
la Fé es creer que va a suceder,
y la valentía es hacer que suceda.

martes, 1 de marzo de 2016

Zona de confort

A Dios pongo por testigo, que en algún momento de la vida arreglaré el blog y pondré de nuevo mis molonas fotos. Que como nos contó el sábado nuestra querida Ana González Duque, más conocida como MariJo, no se puede tener un blog tan zarrapastroso si quiero ser escritora de éxito y tener cienes y cienes de seguidores. 

AAAayyyyyy la zona de confort....lo bien que nos hace sentir y lo jodídamente difícil que es salir de ella. Claro que si no fuera así, no se llamaría "zona de confort", se llamaría "colchón de muelles" o cualquier otra cosa, pero de confort nada. 
Yo soy lo que viene siendo, una experta en salir de la zona de confort. De hecho, si por fin he llegado a esa zona, enseguida pienso que es muy raro que todo vaya bien y voy y me cargo yo solita el confort con pensamientos de mal rollo, comeduras de tarro y todo lo demás hasta que consigo que el confort se convierta en una cama de pinchos. Porque puestos a joder la zona de confort, ¿por qué quedarnos en colchón de muelles pudiendo estar más incómodos aún? Pues eso. 

Echando la vista atrás, que con eso de la crisis de los 40 me siento súper nostálgica, he recordado las cosas que antes me hacían feliz, lo que hacía que mi rutina fuera confortable y que yo solita me quité de un plumazo y que encima por gilipollas, no he vuelto a tener. 
Echo de menos mis cuentos para adultos, hecho de menos salir a bailar, echo de menos ser una inmadura y solitaria veinteañera que no tenía que dar explicaciones a nadie. Echo de menos ir al cine y tener dinero. 
Echo de menos tener un perro. Echo de menos tener tiempo para poder perderlo con el perro. Enseñarle agility, sacarle trozos sangrantes de personas de sus fauces, salir con un bocadillo a un parque a comer con el primer rayo de sol de enero, rebozarnos ambos en la arena húmeda de la playa....
Echo de menos mi gimnasio. Echo de menos a mis compañeras. Echo de menos sentirme cansada y sobretodo echo de menos no sentirme descansada.
Echo de menos no tener responsabilidades pero también echo de menos los besos y abrazos de mi hija, tan aríscamente adolescente que ya no permite ni la menor muestra de cariño.

Echo de menos el aburrimiento de la zona de confort y por eso, estoy haciendo todo lo posible por volver a conseguirlo y haré todo lo posible por mantenerlo cuando lo tenga. Permaneceré calladita, quieta. Y prometo intentar mantener alejados los pensamientos tóxicos que siempre consiguen convertir mi confort en una cama de pinchos. 

8 comentarios:

  1. Lo de modificar el blog es algo que da mucha pereza. Yo también añoro algunas cosas de un pasado no tan lejano en el que la responsabilidad era solo mantenerse vivo hasta el día siguiente pero... bueno, de todo hay y todo llega.
    Ahora mismo intento escribir un poco mas de lo que lo hago y con un mínimo de coherencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya por fin tengo el ordenador en casa funcionando, que aunque suene fácil, ha sido bastante complicado de conseguir. Espero ser capaz de conectarlo a internet...
      En cuanto a la entrada, ya sabes que todo esto va novelado. Ahora mismo estoy disfrutando a tope mi falta de zona de confort ;)

      Eliminar
  2. alguien me dijo una vez que a veces duele cuando algo se termina, pero duele más si te aferras a eso sabiendo que ya no existe, por eso yo paso, prefiero pintar...

    ya vendrán etapas mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues tienes toda la razón, Chisme. Luchar por causas perdidas nos hace perder la poca dignidad que nos queda

      Eliminar
  3. Yo echo de menos compartir las tareas domésticas e ir a casa de los suegros los domingos. Ahora que leo esa frase parece un asco, pero en mi zona de confort no se estaba tan mal... yo también quiero volver!!

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaajjjj suegros!!!! yo nunca encajé con ninguno. Ni con las cuñadas. Mi próxima pareja deberá ser un hombre sin familia ninguna sino, ni lo intentaré!
      Pues yo no echo de menos ningún confort porque sabes qué, ese confort siempre ha sido mentira

      Eliminar
  4. Get daily ideas and methods for making $1,000s per day ONLINE for FREE.
    GET FREE ACCESS INSTANLY

    ResponderEliminar