Nuestros Fans

Detesto a los que me privan de la soledad y sin embargo no me hacen compañía. Irving Yalom


La esperanza es desear que algo suceda,
la Fé es creer que va a suceder,
y la valentía es hacer que suceda.

miércoles, 9 de octubre de 2013

El jorobado flautista de alhendín

Podría ser un buen título para un cuento de niños, ¿verdad? pero por desgracia para mi y gracia para vosotros que os reís con las miserias de esta Mari, es real como la vida misma.

En un pueblo como este donde hay más "viejas del visillo" por centímetro cuadrado que cacas de perro en las calles, no hay mucho que hacer por las tardes. A esto se une que el horario del cole es distinto al de Madrid, aquí hacen jornada intensiva hasta las 2, luego comedor hasta las 4 y después si quieres, actividades extraescolares baratísimas! a decir verdad, baratas y cutres a partes iguales así que al final no sabes si apuntar a tu hijo le ayudará a desarrollar aptitudes varias, o tan sólo le lastrará.
El año pasado conseguí que admitieran a mi chochete en la mejor academia de inglés del pueblo. Sí, es la única, por eso es la mejor. Allí la calidad acompaña al precio y sí, es un pelín cara, pero habrá que hacer el esfuerzo.
Este año sigue en esa academia, sigue en catequesis por tercer y último año consecutivo y había que buscarle otra actividad. Pensé en apuntarle a teatro como yo, ya que ambas además de melodramáticas, somos bastante teatreras, pero la enana no quiere. Así que me he apuntado yo solita!
Dándole vueltas al amplio abanico de ofertas de esta localidad, encontré que tienen como una especie de conservatorio de música donde van los infantes durante el año, después se visten de almirantes y salen de procesión en semana santa tocando sus instrumentos para orgullo de sus madres.
Eso de tocar instrumentos no es una habilidad de mi familia. Cuando las monjas me ofrecieron aprender a tocar la guitarra descubrí que las conexiones nerviosas que toda persona tiene conectando el hemisferio derecho del celebro con el izquierdo, en mi caso estaban desenchufadas. Era absolutamente incapaz de poner los dedos de la mano izquierda en una nota concreta mientras rasgaba rítmicamente las cuerdas con la derecha. O rasgaba o punteaba, ambas imposible.
Por otro lado, en lo que sí destacamos las Maris de mi familia es en ser "cantamañanas". Mi chochete, como no podía ser de otra forma, también posee esa cualidad y me dije: "ya que como amazona no me sacará de pobre, ¿por qué no intentarlo como cantante? además aquí tenemos el maravilloso canal sur y los programas de Juan imedio que siempre nos pueden servir para dar el salto a la fama" y ni corta ni perezosa fui a informarme sobre precios, clases y demás.

En estos bretes es donde conocí al protagonista de nuestra historia
Como ya os he contado, los usos y costumbres pero sobretodo los tiempos, aquí son distintos. Para empezar, abrieron media hora tarde. El flautista aún tardó otros 20 minutos en venir. Se metió en su oficina, se puso a departir con el resto de la orquesta, y unos 45 minutos después reparó en que había una muchachilla con cara de "tevoyadarunahostiaquetevanaparecer2" que no dejaba de mirarle. Por fin accedí a la oficina y el flautista me preguntó qué quería. Conseguí controlar mi genio y explicarle que quería que la niña cantara. Tras una dura negociación que empezó con una oferta "irrechazable" de solfeo, canto y un instrumento por el módico precio de 120€/mes, terminé apuntando a mi hija a canto y sólo a canto, por el justo precio de 35€/mes. Pero ese no sería el final.
El buen señor me dijo que aún no estaba establecido el día de inicio de curso, que esperara su llamada. A la semana siguiente suena el teléfono y era el buen flautista que me llamaba para saber si la niña aún estaba interesada en las clases de canto ya que la profesora llevaba media hora esperándola....¿perdona? le expliqué muy amablemente que en su perfecta organización, no me había informado de que mi hija empezaba las clases, me pidió que acudiera al menos a conocer a la seño y así terminar de formalizar la matrícula. Acudimos raudas y veloces a la llamada y al llegar, el sinpar flautista estaba departiendo de nuevo con sus concertistas. Cuando me cansé de esperar y mi cara era de "tevoyadarunahostiaquetevanaparecer5" me autopresenté a la señorita de al lado que tenía cara de "dóndecoñoestámialumna". Le expliqué la situación, dejé a mi chochete y me fui a comerme al flautista.
Entré directamente en la cueva, le miré con mi famosa mirada del tigre y le informé amablemente y sin levantar el tono de voz, de la animadversión que sentía por su gestión, por su dejadez, por su falta de profesionalidad y por su persona en general.
Él, con las comisuras de sus labios blanqueadas por las babas que pujaban por desbordarse, no sólo me pidió disculpas y 35€ más por la matrícula, sino que además me dijo que le encantaban las mujeres con carácter, que sabían defender sus derechos y que controlaban su genio. Que no me preocupara, que la próxima vez no le mirara a través de los cristales de la oficina, que entrara directamente y que si era necesario, resolvería mis dudas en el bar de al lado tomando un café.
Controlando mis nauseas conseguí declinar la invitación, informándole de que aunque me viera sola, no estaba desesperada, que al ir allí tan sólo buscaba clases de canto para mi hija, y que al venir de la ciudad y de una familia bien posicionada económicamente, mi mamá me había enseñado a ser exigente y no conformarme con cualquiera.

Que Dios bendiga la domiciliación bancaria!

13 comentarios:

  1. Ya sabía yo que hoy aquí iba a haber manteca y de la buena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mientas, tú no sabías nada! Tan sólo has tenido suerte al elegir mi blog para procrastinar

      Eliminar
  2. Buenísimo Maripili, casi agradezco que no me lo hayas contado por teléfono...me ha encantado leerlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marijuliiiiiii vuelve a escribiiiir aandaaaaaa.....
      Tienes razón, por teléfono hubiera sido más soso.
      Y como diría Lina Morgan, gracias por venir

      Eliminar
  3. ¡Coño Mari! No se si me hubiese quedado dos veces con las ganas de dar una de esas tortas que saben por tres o cuatro. Ten en cuenta que en estos pueblos la demencia senil empieza muy pronto. A este le ha tocado la precoz.

    ResponderEliminar
  4. Lo que hay que hacer por los hijos... ten cuidado, que esas hostias se van acumulando y un día salen y se las lleva al que menos le toca :D jajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo dé una hostia, Rune, será merecida. Que se la lleve más grande por el rencor enconado? pues también, pero merecida

      Eliminar
  5. No me digas mas su nombre comienza por R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajajajajajajaja, qué cabrona...

      Eliminar
    2. Voy a copiarme del comentario de Rune...
      jajajjajajajajajajajajajajajajajajaja cabrona!
      Pues mira, listilla, no sé si empieza por R o por J de joputasalido pero vamos, que muchas gracias, bonita! (jajjajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajajajaja)

      Eliminar
  6. There's a chance you are qualified to receive a $1,000 Amazon Gift Card.

    ResponderEliminar